SUPERBANNER_IRMA.jpg

Las 4 estaciones del emprendimiento


Nunca he montado un burro pero imagino que la sensación es parecida a iniciar un negocio.

Tus ideas vuelan a mil por hora en un Lamborghini, mientras tu cuerpo y tu realidad permanecen atorados a orilla de la carretera en una mula terca.


Cuando inicié mi primer blog, trabajaba todos los días – de lunes a domingo. Me saltaba fiestas familiares. 


Dejé de salir con amigos y durante un año viví prácticamente pegada a la computadora.


Leí todos los libros de marketing y negocios que encontré en Amazon. Los aplicaba diligentemente. Revisaba tutorial tras tutorial. Tomaba notas y las clasificaba en documentos para consultar después.


Soñaba con ser una blogger profesional, de esas que viajan por el mundo con lap y mochila al hombro. Quería usar mi trabajo para hacer un impacto positivo en la vida de los demás. Aunque me esforzaba, sentía que no avanzaba.


Algo estaba haciendo mal, pero ¿Qué?


Te voy a compartir un sencillo esquema para dejar de sentirte agobiada y de pensar que no te mueves lo suficientemente rápido con tu negocio. Lo más importante, es que tendrás las herramientas para transformar a esa mula terca, en un animal veloz.


Tip: También lo puedes usar para avanzar con tus proyectos y objetivos.


Las 4 Estaciones del Emprendimiento

La rotación de la tierra genera cuatro estaciones: Primavera, Verano, Otoño e Invierno. Te comportas diferente dependiendo de las características que cada una tiene.


En Primavera vistes con blusa de tirantes, en Verano cargas con una sombrilla y en Invierno desempolvas las gruesas chamarras del armario para protegerte del frío.


El proceso de iniciar y construir tu negocio, también se da de forma cíclica y se puede dividir en cuatro etapas o estaciones. Cuando estás en sincronía con ellas, la cosa fluye y te mueves rápido.


Cuando no, pierdes el tiempo en actividades que en vez de ayudarte a crecer, generan caos y estancamiento. Sería el equivalente de ponerte chamarra en Verano o blusa de tirantes en Invierno.


A continuación, te cuento de qué se trata cada una y cuáles son las acciones que harán a tu negocio prosperar.


Primavera

La primavera es una época de florecimiento cuando la naturaleza despierta después de un largo sueño. Está cargada de energía para reconstruir la devastación que el invierno dejó.


Cuando tienes la idea de emprender un nuevo proyecto y dejas las dudas a un lado para tomar acción, oficialmente comienzas la estación primaveral.


Te daré un ejemplo.

Hace un mes inicié un pequeño negocio de hotelería con mis papás.


Mi mamá heredó una casa. Se le ocurrió amueblarla y rentarla a través de Airbnb. Me platicó la idea y me invitó a formar parte del proyecto. Me visualicé con un imperio hotelero estilo Paris Hilton.


Después de pensarlo por exactamente 5 minutos, dije que sí.


Más tarde, cuando la emoción se bajó y las responsabilidades empezaron a llegar, me dio un ataque de pánico.


Qué tal si no me daba tiempo de seguir con Estilo Pura Vida y al mismo tiempo manejar el hotel. Qué tal si todo salía mal y mis papás perdían su inversión. Qué tal si los huéspedes se robaban las toallas. Qué tal si en unos meses me daba cuenta de que la idea no me gustaba tanto como creía, etc, etc, etc.


Por una parte estaba emocionada. Tenía mucha energía que aportar al hotel y ganas de verlo prosperar. Sin embargo, había huecos y no estaba segura de cómo los iba a tapar.


Respiré profundo y aplique la sabiduría de alcohólico en recuperación: tómalo un día a la vez.


Cuando estás en Primavera, lo más importante es ignorar tus miedos y avanzar poco a poco.


A continuación, te doy algunas actividades que te ayudarán a lidiar con la mezcla de emoción + incertidumbre que vivirás en esta etapa.


Acciones para realizar en Primavera


Piensa constantemente en tu visión


Escribe tu visión o crea un tablero de imágenes y revísalo todos los días. Esto te mantendrá enfocada en lo que quieres.


Para superar el miedo, organicé una junta con mis papás. Platicamos sobre nuestras metas y las ideas que teníamos para el hotel. Incluso visitamos la casa y nos quedamos una semana ahí.


El boiler estaba descompuesto. La instalación eléctrica necesitaba ser renovada. Teníamos que construir un baño y conseguir un administrador.


Cada actividad representaba un reto, pero en vez de paralizarnos, pensábamos en cómo adornaríamos las habitaciones o qué haríamos para que los huéspedes estuvieran cómodos.


Al visualizar la casa completamente renovada y lista para recibir gente, nos sentíamos emocionados y con ganas de continuar.


En este momento, puede que tu proyecto o idea de negocio sean abstractos, pero empieza a construir la visión. Toma un papel y escribe o dibuja lo que vas a conseguir.

  • ¿Cómo se ve?

  • ¿Cómo se siente?

  • ¿Cómo huele?

  • ¿Qué te emociona?

  • ¿Qué te da energía para continuar?

Revísalo todos los días y agrega nuevos detalles conforme pienses en ellos.


Establece un objetivo claro


Una visión es útil, pero no sirve de mucho si no sabes cómo hacerla realidad. Un objetivo claro y bien planteado te ayudará a conseguirlo. Aquí tengo una guía gigante donde explico todo sobre los objetivos.


Tómalo un día a la vez


Cuando me di cuenta del trabajo que el hotel representaba, hice lo que cualquier millennial respetable haría. Compré unas Oreo, encendí Netflix y vi los 8 capítulos de #Girlboss – para inspirarme. Al terminar tuve dos opciones:

  • Buscar una nueva serie

  • Encender la computadora. Ponerme a trabajar.

Opté por la segunda y decidí tomarlo un día a la vez para no recaer en #NetflixOreo.


Tal vez en este momento, desconoces los pasos para transformar tus ideas de negocio en realidad, pero no permitas que eso te detenga. Tómalo con calma y enfócate en conseguir un pequeño avance diario. Poco a poco te harás más fuerte, ganarás experiencia y te empezarás a sentir más segura.


Una buena pregunta para plantear en esta etapa es:


¿Cuál es el paso más pequeño que puedo dar en este momento para acercarme a la visión que tengo?


Verano

Si te mantienes enfocada en la visión y constante con tus pequeñas acciones entras al Verano.


Los frutos de tu trabajo comienzan a brotar. Son pocos, pero suficientes para mantenerte motivada. El miedo es reemplazado por experiencia y conocimiento. Aún así, hay retos inesperados.


Después del trabajo que mis papás y yo hicimos con la casa, conseguimos la primera reservación a través de Airbnb. En ese momento, el cansancio que teníamos se disolvió y nos sentimos emocionados por continuar.


Arrancamos en semana santa y fue una locura. Todos los días recibíamos nuevas consultas de huéspedes. No me podía separar del teléfono ni para ir al baño. A veces, llegaban a la 1 de la mañana y tenía que levantarme de la cama para responder.


La señora de la limpieza resultó ser una irresponsable y tuvimos que conseguir una nueva.


Un día, mi mamá mandó lavar el tinaco de la casa porque estaba lleno de tierra. Los trabajadores fueron descuidados y taparon la tubería. Teníamos 4 reservas para esa tarde y la regadera escupía lodo #EpicFail.


Estábamos cansados con tantas situaciones inesperadas, pero no podíamos desistir.


Si estás atravesando algo similar ¡Continúa!


Evita tomar actitudes de víctima dónde todo el día repites “Maldita sea la hora en que decidí empezar con esto” y conviértete en una guerrera, dispuesta a superar cualquier contratiempo.


Acciones a realizar en Verano

Organízate

A veces no es fácil, sobre todo para nosotras las creativas, pero el esfuerzo vale la pena. Una práctica sencilla que puedes hacer es la de comenzar el día la noche anterior. Tómate una hora antes de dormir para realizar las siguientes actividades:

  • Revisa tu lista de tareas y selecciona la más importante. Busca un horario para completarla.

  • Si tienes más actividades, escríbelas en una lista y enumérelas en orden de importancia. Asígnales un horario. Aquí explico cómo se hace.

  • Toma nota sobre citas y reuniones que tengas.

  • Prepara la ropa que vas a usar. Yo escojo mi outfit para el gym, encuentro los tenis (que normalmente están tirados debajo de la cama, en la sala o en el jardín), localizo las llaves del carro (nunca sé dónde están) y lleno mi botella de agua

  • BONUS: Planea tu desayuno y las comidas para el día siguiente.

Descansa

Cuando tu teléfono se queda sin batería es lento y torpe. Lo mismo sucede contigo cuando trabajas sin parar.

Aprendí esto a la mala. Tratando de manejar el nuevo hotel y Estilo Pura Vida, pasé tres semanas sin tomar ni un día libre.

Comprendí que estaba en el hoyo, cuando un día me vi sentada en Starbucks disque trabajando. Tenía la computadora prendida y miraba a la pantalla. Trataba de enfocarme pero sólo podía pensar en regresar a casa, acostarme en la cama, taparme hasta la cabeza y NUNCA moverme de ahí.


No sigas mi ejemplo.

La intensa actividad del Verano combinada con los retos constantes que enfrentas te desgastan física, mental y emocionalmente.


Esfuérzate, pero también date tiempo para descansar. El contacto con la naturaleza es especialmente reparador. Toma una o dos tardes por semana para ir al parque o planea un fin de semana fuera de la ciudad. Duerme tus ocho horas y date un masaje de vez en cuando.


Celebra tus logros

El Verano es una etapa divertida. Haz un recuento de cuánto has avanzado y ¡Celébralo! Puede ser tan sencillo como prender un incienso o tomarte la tarde entera para leer novelas. Lo importante es que reconozcas tu esfuerzo.


Otoño

La energía intensa que sentías en Primavera se agotó. Los retos del Verano fueron superados. El Otoño es una etapa de madurez y plenitud.


Todo funciona de maravilla. Los frutos de tu trabajo son constantes. La cantidad de tiempo y esfuerzo que inviertes para obtenerlos es mínimo.


Aún así debes tener cuidado.


La vida es tan fácil y placentera que podrías quedarte aparcada en la Zona de Confort.


En el caso del hotel, apenas estamos comenzando la etapa otoñal. Seguimos teniendo retos y trabajando duro, pero hay algunos elementos que ¡Ya funcionan!


La casa está completamente acondicionada. Las instalaciones de agua, luz y gas fueron renovadas. Tenemos a una administradora que adora su trabajo y se esfuerza por atender a los huéspedes como si fueran reyes. He creado un archivo de mensajes que puedo copiar y pegar para responder consultas en un sólo click.


El negocio empieza a fluir y a sentirse más llevadero. El agobio y las dudas que sentía en Primavera, se han disuelto.


Las actividades que permiten aprovechar esta etapa al máximo se relacionan con la reflexión.


Actividades a realizar en Otoño

Registra tu evolución

Prepara una taza de café, consigue una libreta y escribe todo lo que ha pa