SUPERBANNER_IRMA.jpg

Musgo y heno, básicos para conservar el medio ambiente

Por: Arturo de BioOrbis, texto extraído de Zurciendo el planeta


Estamos a punto de iniciar la temporada decembrina, y con ella también iniciamos la compra de diversos artículos decorativos típicos de la época, entre los que destacan el musgo y el heno, los cuales son “necesarios” para la elaboración de los nacimientos, sin embargo:

¿Sabías que comprar este tipo de plantas puede ser ilegal?

MUSGO


En México existen cerca de 990 especies de musgos (planta no vascular, denominada briofita), de las cuales algunas son especies endémicas, lo que significa que solo se distribuyen o se encuentran en nuestro país.

Las briofitas o musgos son plantas de lento crecimiento, cuya importancia radica en que ayudan a mantener la humedad del suelo en los bosques templados. Proporcionan una capa de vegetación que previene la erosión del suelo; y al tener la capacidad de absorber grandes cantidades de agua, contribuyen en la captación e infiltración del agua pluvial, e incrementan la probabilidad de germinación de las semillas que llegan a depositarse en ellos.

Además, los musgos forman un microecosistema, es decir, en él habitan otras especies de plantas e insectos.

… y el heno

Por su parte, el heno no es una plaga como se piensa; es una planta epífita, que crece sobre los árboles, pero sólo los utiliza como soporte, pues el heno es capaz de producir su propio alimento. Esta planta que pertenece a la familia de las bromelias, es muy común en sitios húmedos, tanto de regiones templadas como tropicales, y también es un pequeño ecosistema que contribuye en la captura del agua y aumento de la humedad ambiental, pero en menor cantidad que el musgo.

Ambos monitorean las condiciones ambientales

Por si fuera poco, el musgo y el heno son excelentes monitores naturales de los contaminantes del aire. En el caso del heno, absorbe principalmente óxidos de nitrógeno directamente del aire. Los musgos captan el nitrógeno (muchas veces de gases contaminantes) que viene disuelto en la lluvia y lo aprovecha para su desarrollo, de manera que contribuye a reducir la contaminación del aire. Estos contaminantes en aire y lluvia acidifican el suelo y favorecen el crecimiento de plantas invasoras que limitan el desarrollo de plantas nativas.

Los científicos usan el musgo y el heno para monitorear la calidad del aire porque estas cualidades de ambos permiten, a través de estudios moleculares, determinar tanto presencia y cantidad de contaminantes.

Es decir: estas especies contribuyen a reducir la contaminación a la vez que nos permiten monitorearla.

¿Dónde se encuentran el heno y el musgo?

Ambas plantas se obtienen en los bosques de pino, oyamel, encino y pino-encino, los cuales –en la Ciudad de México– se sitúan en Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras, Tlalpan y Milpa Alta.

¿Cómo se extraen para usarlos en los nacimientos?

La extracción de estas plantas se ha convertido en una actividad económica secundaria para algunas personas. El periodo de extracción es relativamente corto (finales de noviembre y principios de diciembre) lo que provoca que la extracción sea muy intensa y afecte la regeneración de las plantas (principalmente del musgo Thuidium delicatulum, que es el más explotado) y contribuya el deterioro ambiental en los sitios donde son extraídas.

¿Qué puedo hacer yo?

Para evitar este deterioro ambiental, la extracción de estas plantas está regulada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) que expiden un permiso para las personas que buscan extraer de forma legal y responsable tanto musgo como heno. Si se llega a extraer de forma ilegal y desmedida estas mismas autoridades ambientales tienen la facultad de hacer acreedores de importantes multas a las personas involucradas.

Las personas interesadas en obtener este permiso de extracción deben cumplir una serie de requisitos y trámites en la Ley Forestal Mexicana y la Norma Oficial Mexicana 011 de la Semarnat, para poder extraer musgo, en terrenos, bosques y predios, además deberán estar acompañados de un técnico de la dependencia que certifique que no habrá daño ambiental durante su retiro. Puedes conocer más detalles de la normatividad, aquí.

Sabemos que es muy complicado determinar a la hora de comprar musgo y heno, quienes son las personas que cuentan con dicho permiso, pero no perdemos nada con preguntar y denunciar a las personas que no cuentan con él.

Ahora, si no encontramos musgo y heno de procedencia legal es mejor no comprarlo, para evitar fomentar su extracción ilegal y el deterioro ambiental que implica su depredación.

https://zurciendoelplaneta.com/2018/11/29/que-debemos-saber-sobre-el-impacto-ambiental-de-usar-musgo-y-heno-en-tu-nacimiento/

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
MALANCO.jpg