SUPERBANNER_BEAUCERON.jpg

¿Necesitas bajar la “timba”?


Independientemente de que es un hecho que el ejercicio cardiovascular y de fuerza localizado puede ayudarte a tener un vientre más plano, no cabe duda que es más determinante para conseguirlo el tipo de alimentos que consumes.

Por un lado, evita lo más posible la comida chatarra, y por el otro, prueba los siguientes alimentos que te sugerimos, ya que pueden ayudarte a conseguirlo más fácil.

Proteína

Además de generar músculo, te hace sentir muy satisfecho y ayuda a la reducción abdominal.

Queso, yogur, huevo, atún, salmón, quinoa, pollo, filete de res, lentejas y combinación de arroz integral con frijoles (esta última es una excelente fuente de proteína).

Asegúrate que estos productos sean sin grasa, carnes magras y sin piel.

Combina carne y pescado con verduras.

Frutos secos

Proporcionan fibra y proteína.

Almendras, nueces, avellanas, piñones, pistaches.

Consume entre 10 y 15 de alguna de ellas al día.

Granos enteros

Según los expertos reducen la producción de insulina, esta hormona estimula el almacenamiento de grasa.

Avena, pan, pasta y arroz.

El secreto está en NO consumirlo blancos ni refinados, sino integrales.

Prueba integrar estos alimentos a tu dieta diaria por un par de semanas a ver cómo te sientes.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2018 Mujer, vida y más