SUPERBANNER_BEAUCERON.jpg

UNA NUEVA GENERACIÓN DE HÉROES


No es novedad que para la autora ha sido un suplicio vivir el homeschooling a raíz de la pandemia por COVID19, por ello y en ese sentido, comparto esto que me llegó por whats, que es la total resignificación de todo este esfuerzo de los nuevos héroes, este darle un nuevo sentido al esfuerzo de los pequeños que bien ha valido la pena.



Perdí un año con mi hijo luchando por la escuela pero hoy, he decidido acabar con eso.


Mi hijo de nueve años y yo estábamos en medio de nuestra habitual batalla diurna de clases asincrónicas. Tenía su tarea de escritura en la mano, había escrito varias oraciones completas y bien pensadas. Pero no lo hubiera hecho bien y a la primera, al menos no sin pelear.


De pronto le dije que no tenía que escribir sobre su mejor día como pidió su maestra, podía escribir sobre su peor día. Es más, podía escribir sobre lo que quisiera siempre y cuando escribiera algunas oraciones.

Dijo que se metería en problemas si hacía eso y comenzó a decir que estaba haciendo todo mal, que nada le salía bien. Estaba al borde de las lágrimas, pero no sabía por qué.

Y entonces, me di cuenta.

Y en lugar de frustrarme y empujarlo y obligarlo a que hiciera la tarea, me senté con él en su escritorio.

Le dije “no te meterás en problemas y no vas a reprobar el tercer grado. De hecho, le dije, tú eres una especie de superhéroe".

Se acomodó un poco en su silla y me miró con incredulidad.

Le dije: “¿Sabes que ningún niño en la historia de los niños ha tenido que hacer lo que estás haciendo ahora?

“Ningún niño en la historia de los niños ha tenido que hacer la escuela en casa, sentado en su cama, en la mesa del comedor o en cualquier escritorio, viendo a su maestro y a sus compañeros a través una computadora. Tú y tus amigos están haciendo historia”.


Fue evidente que le quité un peso de sus hombros de nueve años de encima.


“¿Qué significa eso?”


Le dije que significaba que no le había dado suficiente crédito por aguantar la inexperiencia de mamá. Le dije lo orgullosa que estoy de él y de sus amigos. Que los niños este año están haciendo lo imposible y están haciendo un trabajo realmente grande.


Me disculpé con él por no habérselo dicho antes y con más frecuencia.


Una pequeña lágrima cayó por su mejilla.


Hemos agradecido a todos, desde trabajadores de la salud hasta empleados de las tiendas, pero no hemos agradecido lo suficiente a los niños por llevar la carga de lo que hemos puesto sobre sus hombros este año.


Hemos dicho que los niños son resilientes, y lo son. Pero ellos son los verdaderos superhéroes en todo este escenario por no poder decidir, hacer, salir y sin embargo, están haciendo todo lo posible para adaptarse todos los días.


Se suponía que esto era temporal y aquí estamos un año después todavía tratando de mantener la cabeza por encima del agua.


Esta es nuestra casa y ya no la convertiré en un campo de batalla por algo que no podemos controlar. Algo que ya no tiene sentido.


Un año después lo entendí.


Por eso te digo desde el corazón, abraza a tus pequeños superhéroes hoy y no olvides darles el cariño, el valor y el reconocimiento que hemos dado a todos los demás.

🤗🤗🤗🤗

Autora Desconocida

9 vistas0 comentarios
MALANCO.jpg
  • YouTube - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco